miércoles, 3 de octubre de 2007

Lesbiana, un placer

Lo que más me jode de mi doble vida es el tiempo que paso entrando y saliendo del armario. No es que yo me esconda, pero tampoco pretendo ir por la vida diciendo "Hola, encantada de conocerte, por cierto, soy lesbiana. ¿Cómo dijiste que te llamabas?". Lo que sucede es que el momento exacto para soltarlo con naturalidad, como quién no quiere la cosa, no existe. O al menos, yo no estoy preparada para encontrarlo.

Por ejemplo: te cambias de trabajo. Al cabo de un mes de desayunos compartidos, empiezas a tener cierta sintonía con algunos compañeros. Hablais del sueldo, de los estudios, de viajes y cine, poneis a parir al jefe, a la família, a los compañeros de piso. Puedes seguir sin contar nada de tu vida personal, pero en realidad te hace ilusión. O simplemente te putea que todo el mundo pueda opinar sobre lo buena que está Franka Potente menos tu. En cualquier caso, el armario te sobra. Y piensas: "cuando surja la oportunidad, lo suelto". Pero nada.

Pasas tres días pensando cómo podrías decirlo de manera casual y natural (sobretodo natural, sin planificar nada, ¿eh?, que no parezca que ardes en deseos de decirlo) y de repente, una de tus compañeras se fija en la diminuta chapita de tu bolso, con la foto de las dos chicas besándose. Ella te dice "anda, que bonitas las chapas". Y tu contestas "¿a que si?"

Y entonces claro, tus vocecillas interiores te ponen a parir: "¿a que si?" ¿No se te ocurre algo mejor? ¿Te ha parecido un comentario casual? ¡Era tu oportunidad!

Las cosas importantes deberíamos poder decirlas al principio: Hola, soy lesbiana. Cuando tengo la regla me pongo insoportable. Tengo un sentido del humor peculiar. Y... ah, sí, en ocasiones oigo voces dentro de mi cabeza.

7 comentarios:

Nima dijo...

jaja.. bueno miti, la naturalidad es importante, sobretodo para analizar la cara de la gente. Deberias haber visto la cara de mi secretaria (que hace solo un mes q está aqui) cuando una de mis compañeras suelta: Y tu que tal con tu novia?? En fin..

Me parece un buen eslogan para una camiseta!

Ego dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
KiRaH dijo...

Jajaja! Genial... Ni una sola palabra deja de reflejar la realidad de mi doble vida ¬¬'. Pero en mi caso más imbécil me siento todavía cuando les presento a mi novia como una amiga (porque claro, todavía no ha surgido la oportunidad de prensentarla como "novia"), y el típico graciosillo de turno suelta "qué buena está... y tiene novio?". A lo que tú le pones buena cara y contestas "jeje.. pues no lo sé", cuando realmente dirías "no... novio no. es lesbiana. y estamos juntas. por lo que sí, yo también lo soy ;) qué decías de mi novia?". Pero como siempre, me muerdo la lengua antes de tiempo! Me gustó mucho el post :p

mitilene dijo...

Mejor no hablar de camisetas no sea que se aparezca otra vez el portugués ese ;)

Kirah, la anécdota es genial!

mitilene dijo...

lo dije :)

bette23 dijo...

Yo estoy hasta las narices de hablar de "mi pareja", cuando estoy deseando referirme a "mi novia"!!!

De todos modos, si buscas una forma natural de comentarlo, yo creo que lo más natural es hablar de ella, esto es: Pues mi pareja es cocinera...

Lo pillan en seguida y si continuas la frase, al menos le das tiempo a reaccionar, y te da tiempo a ti a ver las absurdas caras que se les quedan cuando intentan disimular la sorpresa.

Es pa' grabarlos!!!

Miyavi dijo...

Es TAN cierto Miti...estoy fuera en algunos círculos de la uni, otros grupos no... depende incluso de la asignatura, bien visto la cosa es grave. Mi madre lo sabe, mi padre no. Mi prima lo sabe, mi tía no, mi tío sí, mi primo no...
A veces hay ganas de gritarlo: ¿véis a esta chica? me coge de la mano porque ESTÁ CONMIGO (no hace falta ni que sea novia ni nada serio, joder), ¡¡no es una simple amiga!!! Mientras que por otro lado mi vida personal no le interesa a nadie... no sé, es contradictorio.

En fin, lesbiana, regla=insoportable, humor peculiar, vocecillas... Miti, ¡miedo me das!