domingo, 5 de octubre de 2008

Chicas problema

No sé si es algo conmigo, si tengo algún tipo de imán de mala suerte o algo así, pero en lo que va del año he conocido a 4 niñas, nada más, con las que digamos tuve algún tipo de relación. Todas fatal de la cabeza (y cuando digo fatal, es fatal).

Se sabe que la sociedad y la familia influye más que cualquier otra cosa en la forma de actuar y pensar de una persona, de una lesbiana y en el rumbo que pueda tomar su vida pero, por la puta,... que mi hermana diga que soy homosexual porque "elegí el camino fácil" es como ¿CUÁL CAMINO FÁCIL?... hay etapas en la vida de toda lesbiana, difíciles, que simplemente se deben afrontar, pero que luego de las turbulencias se estabilizan. Y se lleva una vida relativamente normal. La teoría de que estamos todas locas yo no me la trago hasta cierto punto, pero hay casos que realmente ponen a pensar, y esos son justamente los que me han tocado a mí.


Los casos:

Caso uno: La típica butch agradable. Linda. La conocí, todo muy bien, alguien sin complicaciones, simple. Después de un par de meses de conocerla me convenció a salir de noche, a tomar una cerveza, muy normal. Hasta que me doy cuenta que: Es adicta a las drogas psicoactivas. Problemas con la ley. Con la familia. CON LA MISMA IGLESIA (no sé, creo que acosar sexualmente a una monja y confesarle a un cura que tiene sueños eróticos con la virgen, no es algo muy... muy)

Caso dos: La típica chica con crísis de identidad sexual, y haciendo un agregado, antropofóbica. Encantadora de verdad. Pero más paranóica y autoflagelante que Petrus Abelardus (sí, cuando pienso en ella se viene a la mente Petrus) Digamos que este fue el caso menos fuerte y prefiero no escribir mucho sobre ella por cuestiones de seguridad.

Caso tres: La punky. Nia. Ay, Nia. A más de alguna le habré contado. ¡Una chica sencillamente adorable! De esas que en cuanto las miras, te dejan prendada. Me la presentó una amiga en un concierto abierto, bajo la lluvia (¿no les parece romántico?). Yo la había visto antes ya, pero me daba mucho temor acercarme. Después del concierto nos fuimos las tres de pijín, cuando me estoy despidiendo se me acerca y me dice que ¡no tiene donde quedarse! ¡pues la echaron de casa por ser lesbiana! Qué pena dije yo, bueno, en mi casa hay lugar. Resulta que la pobre es una esquizofrénica paranóica alcohólica, su padre la violó cuando niña (no sé si es cierto, fijo es paja), su madre la rechaza, dejó el cole y se dedicó a cultivar marihuana, a emborracharse a diario, a coger con cualquiera que le salga (chica), y a robar parabrisas de los carros para comprar sus pachitas de alcohol. Ay, madre, me dije cuando me contó toda su historia. Con esta sí me compenetré mucho... no sé... de pronto la veía y ya no sentía aquellas sensaciones de estar por las nubes del principio, no la veía como una chica, sólo me causaba ternura y conmiseración. Le tomé tanto cariño y me gustaba tanto que todavía siento ese pequeño hálito de preocupación, de cómo estará, dónde estará...

Caso cuatro: La típica barbie burguesita de mami y papi (bueno, esta es sólo de mami, mami soltera). Liza Villars (de dónde ese apellido, no lo sé). La conocí por medio de un amigo, una tarde de cafés. Una chica muy divertida, ¡con buen gusto musical!... ¡¡Genial!! Me dije el primer día. El segundo: Nada... el hecho de que tenga tres novias y un novio no tiene nada de malo, es una chica liberal, además la debe pasar mal con su mami que trabaja metida 18 horas en un hospital, la entiendo. Luego, comenzó a hablarme de su devoción por el Marqués de Sade, de zoofilia, orgías hetero-gays, y de pornografía infantil, y de cómo se excitaba viendo y HACIENDO eso), ¿ahora donde está? ¡Ah, en el hospital psiquiátrico y organizando un plan para escapar! Porque su mami anoche, llegó a casa llorando (me dio la sensación que estaba borracha o algo así :S... y yo pensando "¿dónde me vine a meter? ¡si es una casa tan linda!) y diciendo ¡Te vas al manicomio! ¿Yo? Patitas para que las quiero!!!!

Bien. En los cuatro casos no supe bien qué hacer, pero supongo que hice lo que debía. Trataba de hablarles, aconsejarlas, entre otras cositas...,  incluso a una de ellas la dejé quedarse en casa por más de una semana porque, según, huía de alguien que quería matarla O.o De la primera no volví a saber nada. La segunda... está en una transición, creo... la tercera.. me dejó con una canción amarrada a mi guitarra :( a veces la llamo y dice ¡estoy bien, ya sabes, igual! ¿Igual?... La cuarta... No sé, el último sms ponía "te llamaré cuando escape de aquí" Y yo pensando "¡No, no me llamés! Con lo caro que sale llamar ahora"

Entonces me pregunto, ¿qué se hace en estos casos? Cuando al parecer, no quieren recibir ayuda de nadie, no ponen de su parte pues no quieren cambiar. Son como el mendigo que sabe que dormir en una cama y bajo un techo es la vida, y aún así no hace nada pues se ha acostumbrado a su pedazo de cartón.

¿Y qué me pasa? ¡Por qué no me encuentro una normal! No séeeeeee, una que por lo menos no tenga sueños eróticos con vírgenes, que no le tenga pavor a la condenación y sobre todo a la gente, lleve una vida monogámica, me abrece y se quede conmigo en los días de menstruación. Esas cositas.

No siempre se puede hacer de heroína, pero a veces queda un pequeño sentimiento de culpabilidad... ¿Qué creen ustedes es lo más recomendable con estas chicas problemáticas? ¿Buscar la forma de ayudarlas a encontrar su centro sin importar los líos en los que puedas meterse? ¿O simplemente seguir y alejarse?



pS. Perdón si me extendí.
pS dos: Y no, nada de esto fue sacado de una película, ¡es la pura cabrona verdad! :'(

19 comentarios:

Nima dijo...

mira suny, te lo diré solo una vez: COMO VUELVAS A SALIR DE CASA TE MATO! (a no ser que sea para pillar un avión y venirte pa espanya)

y si en tu reclusión vuelves a conocer a alguien, por favor, no le dirijas la palabra.

Saturnine dijo...

Si yo no salgo! Las conozco en el parque, o en la uni (y resulta que no están en la uni) :(

Yajaira dijo...

Que cosas las que te pasan a ti he!!! jaja

Ya encontraras a alguin "normal" aunque no se que es normal, la normalidad es algo relativa para mi!! Bueno... que estes bien^^

Not dijo...

Pero, ¿qué tienen de malo esas chicas?

Saturnine dijo...

NAAADA... no te digo que la que cultivaba marihuana y robaba parabrisas me gustaba?

¬¬

riOt dijo...

hahaha y tu que querías llevarle serenata de silvio!!!! XDXDXD

ash... nignuna es normal, no pierdas tu tiempo...
hetero 1, 2, 3, YAAAAAAAAA

Saturnine dijo...

respuestas serias por favor!! :(

Nima dijo...

vale, metete a monja

Not dijo...

O policía... juas.

¿Lo pillas, lo pillas?

Rachel dijo...

jue, te has encontrado con lo mejorcito de cada casa ;)

mitilene dijo...

Ya ves, pero qué mala suerte...será que tienes un aura de redención y vienen a tí...

Saturnine dijo...

olvidé decir que 2 de las 4 chicas eran RUBIAS... ¿tiene algo que ver con su patología xD)

Ego dijo...

No hay quinta mala, dicen por ahí, :P

Ego dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Andre dijo...

O la chika # 2 o es muy mala dando señales o ute y l@s demas son malos percibiendo sus señales :S

(D) t puede presentar a alguien mas o menos normal, t caeria bien, a mi me cae bien...

ups, perdon, pasaba leyendo y weno... una cosa lleva a otra.

Saludos =)

Carla Silva e Cunha dijo...

Ola

passei por aqui e gostei do que vi.

Parabens!

voltarei

Carla

http://arte-e-ponto.blogspot.com

Anónimo dijo...

chicas normales hay...todos nos encontramos gente curiosa o rara a lo largo de la vida, con un montón de problemas...yo conozco muchos casos, simplemente que antes de colgarme de alguien intento estudiar cómo es, cómo piensa, las ex, etc... y poco a poco es cuando me va gustando... eso no significa que no haya tenido malas experiencias, pero precisamente sirven para aprender, lo que tengo claro es que nunca voy a perder la ilusión porque cada persona es diferente, intento ayudar siempre sin esperar recompensa, y si conecto con alguien pues mejor y sino me vuelco con quien creo más preferente para mí

Lilith dijo...

Y no creas que la "normalidad" y la monogamía son lo único que se debe pedir...después vas a querer que te adore, luego que te apoye, más tarde que te de espacio, de nuevo que se acerque...y así la de nunca acabar.
Yo la busco a lo Maurois:
Un matrimonio feliz es una larga conversación que parece siempre demasiado breve
Claro que de matrimonio...nada.

Tituba dijo...

Es que parece mentira, ¿no ves que las lesbianas somos el producto de las familias desestructuradas y los traumas infantiles?

Tremendo lo que te ha pasado, tía, si es que hay que hacerles un test de Roshack (o como se escriba) antes de decirles hola, te lo digo yo... jeje

Ya sé que la entrada es antigua y que a lo peor ni lees el comentario, pero el tema es tan bueno que no pude contenerme, ajajaja